Jueves, 31 Diciembre 2020 10:29

Recomendaciones de Bomberos

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La Dirección Nacional de Bomberos, (UNICOM) dialogó con el vocero de la unidad, Pablo Benítez, quien brindó recomendaciones para los festejos de fin de año donde se exhorta al manejo responsable del material pirotécnico. 

Dentro de las recomendaciones está el uso exclusivo por parte de adultos y prever que no sea manipulado por niños. A su vez, que se haga de acuerdo a las recomendaciones del fabricante y, especialmente, tener en cuenta el lugar y modo de encendido de bombas de estruendo, cañitas voladoras y fuegos artificiales.

“En especial que los lugares donde se enciendan que sea donde no haya vegetación que se pueda incendiar y lejos de edificaciones con techo liviano, ya sea madera o quincho” resaltó Benitez.

Por otra parte, el vocero indicó que en los últimos años se ha visto un incremento del encendido de globos aerostáticos de fabricación casera, que se construyen con velas, madera y papel, lo que significa un peligro “porque no se tiene exactitud de adónde va a ir a parar ese globo encendido una vez liberado al viento”.

Las recomendaciones son: Son dispositivos peligrosos, utilizarlos responsablemente.

Una mala manipulación o un uso irresponsable puede provocar explosiones fortuitas o que el dispositivo funcione mal produciendo incendios o un daño a la salud.

Leer recomendaciones del fabricante.

Nunca deben ser usados por menores de edad.

No usar dispositivos que tengan defectos, daños en la envoltura o mecha.

No volver a encender un dispositivo que no se haya activado en un primer intento y arrojarle un balde con agua, enfriándolo bien antes de levantarlo.

Utilizarlos en un área despejada, distantes de viviendas de construcción ligera o techo de quincho de paja, ni de edificaciones que contengan productos inflamables o de fácil ignición.

Este tipo de objetos no puede utilizarse en zonas arboladas ni con vegetación densa o con presencia de vegetación seca en el suelo.

Encenderse dispuestos en el suelo.

No sacudirlos, golpearlos o fumar cerca de elementos pirotécnicos.

No exponerlos en lugares donde pueda haber alguna fuente de calor.

Lanzarlos en forma vertical y que puedan proyectarse libremente sin obstáculos en los que pueda impactar.

Tampoco introducirlos dentro de recipientes, porque al explotar la metralla o esquirlas pueden expandirse incontroladamente y lastimar a las personas que estén cerca.

Los dispositivos más potentes deben ser operados por profesionales debido a los riesgos que implican.

El uso de la pirotecnia supone siempre un riesgo para la salud también, donde quienes manipulan estos elementos son pasibles de sufrir quemaduras, traumatismos o cortes, lesiones oculares, trauma acústico, entre otras.