Jueves, 16 Diciembre 2021 11:25

Transformar la basura en materiales para la industria

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Un estudio apunta caminos para transformar la basura en materiales de la industria avanzada. 

Todos los años se generan en el mundo entre 118 y 138 millones de toneladas de basura orgánica. De ellas, alrededor de 100 millones de toneladas corresponden a residuos de la cadena de producción y distribución de alimentos. Tan solo el 25 % se reaprovecha. El otro 75 % sencillamente “se tira a la basura”, lo cual configura un gigantesco desperdicio de recursos potenciales, con un enorme impacto sobre el medio ambiente.

Estas cifras se dieron a conocer en un informe publicado en el año 2018 por la Agencia Europea de Medio Ambiente. Aunque las mismas constituyen el más reciente intento de totalización disponible, se encuentran probablemente subestimadas, pues corresponden a una base de datos de 2011.

La transformación de residuos en recursos –o, como dicen en Estados Unidos, transitar from trash to cash (“de la basura al dinero”)– es uno de los vectores de la denominada economía circular. Cuando esos residuos provienen de la biomasa, se la caracteriza como bioeconomía circular. Este tema se exploró en el marco de un estudio publicado recientemente en la revista Advanced Materials, en un artículo que apareció destacado en la contratapa de dicho periódico científico, uno de los de mayor impacto en el área.

“Nosotros ya vislumbrábamos distintos tipos de residuos como materia prima desde hace más de una década, pero aun así realizamos una revisión crítica de toda la literatura y reposicionamos el estado del arte en las estrategias tendientes a transformar pérdidas y desperdicios agroalimentarios en bioplásticos y materiales avanzados. Bien que los buscamos, pero no encontramos argumentos como para no hacerlo. Es un gana-gana”, dice Caio Gomide Otoni, docente del Departamento de Ingeniería de Materiales de la Universidad Federal de São Carlos (DEMa-UFSCar), en el estado de São Paulo, Brasil, ideador del grupo maTREErials y primer autor del artículo.

Como alternativa a las modalidades más rústicas y ambientalmente dudosas de aprovechamiento de los residuos agroindustriales, como su empleo en la alimentación del ganado, por ejemplo, el estudio muestra que la biomasa desechada o subutilizada, de bajo costo, puede convertirse en bioplásticos y materiales avanzados, utilizables en una amplia gama de dispositivos de alto valor agregado.

Las aplicaciones comprenden envases multifuncionales, incluso antivirales, antimicrobianos y antioxidantes; equipos electrónicos flexibles; dispositivos biomédicos; equipos de generación, almacenamiento y transmisión de energía; sensores; materiales para aislamiento termoacústico; cosméticos, etc.

“El nexo entre alimentos, materiales y energía es sumamente relevante para la bioeconomía circular. Nuestro objetivo consistió en presentar las estrategias más avanzadas con miras a desmenuzar residuos agroalimentarios, convertir el resultado en bloques de construcción monoméricos, poliméricos y coloidales y, con base en ellos, sintetizar materiales avanzados”, afirma Daniel Souza Corrêa, investigador del Laboratorio de Nanotecnología para el Agronengocio (LNNA) de la estatal Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), con sede en la localidad paulista de São Carlos, docente y director de tesis en los programas de Posgrado en Química y Biotecnología de la UFSCar, y otro de los autores del artículo.

José Tadeu Arantes | FAPESP