Viernes, 03 Marzo 2023 10:20

Lacalle Pou presentó su rendición de cuentas

Escrito por

El presidente de la República asistió a la Asamblea General donde efectuó un balance de la gestión a tres años de asumido el gobierno y anunció rebajas impositivas mediante la deducción del impuesto a la renta de las personas físicas (IRPF) y el impuesto a la asistencia de la seguridad social (IASS), que aliviarán a trabajadores, pasivos y pequeñas empresas. “Estamos en condiciones de proceder a una baja de impuestos”, indicó. 

Lacalle Pou fue recibido en la tarde de este jueves 2 en la escalinata principal del Palacio Legislativo por la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sebastián Andújar. Al ingresar, fue saludado por la Comisión de Recepción votada en la Asamblea General.

En su discurso, el mandatario rindió cuentas de lo actuado en estos tres años de gobierno y anunció una rebaja impositiva. “Estamos en condiciones de proceder a una baja de impuestos para quienes hacen los mayores esfuerzos”, señaló.

En concreto, el proyecto de ley que el Gobierno enviará para la aprobación del Parlamento contendrá medidas para los contribuyentes de IRPF de menores ingresos. Para aquellos que perciban hasta 60.500 pesos líquidos por mes, la tasa de las deducciones aumentará, del 10% al 14%.

Asimismo, se prevé aumentar el descuento por hijo a cargo, de 13 bases de prestaciones y contribuciones (BPC) (73.580 pesos) anuales a 20 BPC (113.200 pesos), y se mantendrá la duplicación en caso de hijos con discapacidad.

Además, se incrementará el crédito por arrendamiento de inmuebles, de 6% a 8%. Estos cambios en las deducciones del IRPF alcanzarán al 75% de los contribuyentes, dijo Lacalle Pou, y añadió que el 14%, unos 63.000 uruguayos, dejarán de pagar este tributo.

“En igual sentido, como nos comprometimos en la campaña electoral, empezamos a desandar el IASS. Para ello, el Gobierno aumentará la pasividad mínima a partir de la cual se paga. La propuesta que se enviará al Parlamento implicará subir el mínimo no imponible mensual, de 8 BPC (45.280 pesos) a 9 BPC (50.940 pesos)”.

“También en este caso se incluye el incremento, a 8%, del crédito por arrendamiento. Con estas medidas, cerca de 20.000 personas dejarán de pagar este gravamen, enfatizó. Además, se proponen beneficios para micro y pequeñas empresas (mipymes), que son el motor económico de Uruguay”, manifestó.

Toda la renuncia fiscal significa 150 millones de dólares, informó. “Estoy convencido de que se generará un proceso virtuoso de mayor consumo y dinamismo económico”, señaló.

“Hoy el Gobierno viene aquí con la tranquilidad de estar cumpliendo con lo prometido y podemos decir que el camino es el correcto. El camino a seguir está claro a corto, mediano y largo plazo”, aseveró.

Lacalle Pou consideró que el crecimiento económico de Uruguay alcanzado en este período se debe al máximo histórico logrado de las exportaciones de bienes. De los 13.500 millones de dólares de ventas al exterior, 10.000 millones fueron del sector agroindustrial. “Si al agro le va bien, le va bien al país”, afirmó.

El mandatario valoró la idea de Uruguay como un país más abierto al mundo, proceso por el cual “se habilitaron 33 nuevos mercados para el ingreso de nuestros productos”. En julio de 2022, además, el país terminó el acuerdo de factibilidad en conjunto por el tratado de libre comercio (TLC) con China. Asimismo, también el año anterior, Uruguay presentó la solicitud de adhesión al acuerdo de asociación transpacífico.