Martes, 10 Octubre 2023 10:00

Inteligencia artificial en las empresas

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El 25% de las organizaciones aún se sienten perdidas cuando intentan encontrar un caso de uso para implantar la IA.  

Una encuesta mundial realizada por OutSystems, empresa líder en el desarrollo de aplicaciones de alto desempeño, ha revelado que la incorporación de la inteligencia artificial generativa a las empresas se encuentra aún en sus primeras fases. La tecnología se ha mostrado prometedora y capaz de transformar diversos sectores de la economía. Sin embargo, muchas organizaciones aún no comprenden del todo cómo puede aplicarse esta tecnología a su negocio y qué beneficios puede aportar.

La encuesta realizada a 64 empresas a nivel global, clientes de OutSystems, reveló algunos puntos como los siguientes: la mayoría de las empresas siguen sintiéndose perdidas cuando tratan de encontrar un caso de uso para implementar la IA y cómo implementarla (25%); falta de experiencia en IA (19%); privacidad de los datos, seguridad y gestión (12%); integraciones (11%) y preparación para la IA (7%).

"Adoptar la IA generativa con low-code aporta numerosas ventajas a las empresas. En primer lugar, el low-code simplifica el proceso de desarrollo de la IA generativa, permitiendo incluso a empresas sin conocimientos técnicos avanzados crear y desplegar aplicaciones que utilicen modelos de IA generativa eficientes. Esto acelera el tiempo de desarrollo y reduce los costos, haciendo que la IA generativa sea accesible para empresas de todos los tamaños", afirmó Rodrigo Soares, Solution Architecture Manager LATAM de OutSystems.

Con la capacidad de crear contenidos originales y personalizados, la IA generativa puede impulsar la innovación y añadir valor a las empresas. Adoptar la IA generativa con low-code abre un mundo de posibilidades para las empresas. Según un informe publicado por Allied Market Research, el mercado mundial de plataformas de desarrollo de low-code se valoró en 11,500 millones de dólares en 2021 y se espera que alcance los 125 mil 600 millones de dólares en 2031, creciendo a una tasa anual promedio del 27,4% de 2022 a 2031.

En el caso del low-code asociado con la IA, por ejemplo, aunque el low-code facilita el desarrollo de soluciones de IA generativa, es esencial que las empresas conozcan bien las limitaciones y los posibles problemas asociados, como la seguridad y la privacidad de los datos. Hay que tenerlos muy en cuenta para garantizar el cumplimiento de la normativa y la protección del cliente. Ambas ponen en peligro la calidad del desarrollo y pueden generar una deuda técnica y unas vulnerabilidades aún mayores.

OutSystems cuenta desde 2017 con AI Mentor, una herramienta de su plataforma que ayuda a los desarrolladores a comprobar la vulnerabilidad y actúa como asesor de seguridad para la revisión del código.

Otro ejemplo es Project Morpheus, que es una nueva plataforma de IA generativa que funciona junto con Azure OpenAI - desarrollada conjuntamente con Microsoft - y que también permite el uso de ChatGPT, GPT-4 y otros modelos de lenguaje, ofreciendo generación instantánea de aplicaciones a través de indicaciones conversacionales, un editor de aplicaciones impulsado por IA que proporciona sugerencias continuas, representaciones visuales en tiempo real de los cambios en las aplicaciones y un amplio ecosistema, todo ello con enlaces a servicios comunes de Microsoft, Google y Amazon, entre otros.

Adoptando el low-code, las empresas pueden superar las barreras técnicas y aprovechar al máximo las ventajas de la IA generativa. Sin embargo, es esencial que las empresas sean conscientes de los retos y riesgos que conlleva, garantizando la implementación correcta y segura de la tecnología.