Viernes, 13 Marzo 2020 11:12

Trump prohibe ingreso a Estados Unidos

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump se dirigió a la nación el miércoles desde la Oficina Oval en un discurso televisado en una de las horas de mayor audiencia, anunciando una prohibición de ingreso al país que no tiene precedentes en la historia de Estados Unidos. 

Trump sostuvo: “He decidido tomar varias medidas fuertes pero necesarias para proteger la salud y el bienestar de todos los estadounidenses. Para evitar que nuevos casos ingresen a nuestras costas, suspenderemos todos los viajes desde Europa a Estados Unidos durante los próximos 30 días”.

Anunció que la prohibición de viaje no se aplicaría al Reino Unido, pese a que el coronavirus está propagándose en Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Trump es propietario del resort Trump Turnberry y el campo de golf Trump International Golf Links en Gran Bretaña. El discurso pronunciado por Trump infundió pánico en los mercados financieros, después de que el mandatario sostuviera que estaba imponiendo restricciones a “una enorme cantidad de comercio y carga” proveniente de Europa. Los futuros del Dow Jones cayeron 1.100 puntos inmediatamente después de las declaraciones del mandatario, lo que se suma a las históricas pérdidas ocurridas durante los últimos días, que pusieron fin a un mercado alcista de 11 años de duración. Trump rápidamente publicó una corrección al discurso pronunciado desde la Oficina Oval, tuiteando que la restricción “detiene a las personas, no a los bienes”. Asimismo, Trump sostuvo durante su discurso que las compañías de seguros estadounidenses acordaron no aplicar copagos por tratamientos de coronavirus. Un portavoz de la asociación comercial Planes de Seguro de Salud Estadounidenses emitió rápidamente una declaración en la que se afirmaba que la exoneración de copagos solo se aplicaría a las pruebas de diagnóstico de coronavirus, no al tratamiento.

Posteriormente, Trump también aclaró que los ciudadanos estadounidenses que se encuentren en Europa podrán regresar a sus hogares, aunque deberán someterse a chequeos. Durante el discurso, Trump se refirió al patógeno COVID-19 como un “virus extranjero” que “comenzó en China”. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha condenado esa retórica como una “práctica despreciable” destinada a estigmatizar a China.

Democracy now